En estos días mucho se habla del coronavirus o Covid-19. Su impacto en las personas, países y también en los negocios. Definitivamente, esto acelerará el proceso de transformación digital de las empresas, por un tema de salud de sus colaboradores y de contención del contagio. Pero la cultura digital también es una vía indiscutible  para la diferenciación y crecimiento de los negocios.

La transformación digital no se trata de adquirir costos sistemas o de estar en las redes sociales para hacer crecer nuestro negocio. Se trata de adoptar una cultura que permita sobrevivir a lo rápido que va la tecnología.

Según Ray Kurzweil, uno de los más famosos inventores de EE.UU, graduado del MIT y colaborador de Google, la tecnología crece a ritmos exponenciales desde el 2007. ¿Pueden las organizaciones ir tan rápido como la tecnología? La respuesta es un contundente NO y el coronavirus solo acelerará aún más este proceso. Lo que podemos hacer es ir más rápido que nuestra competencia para navegar mejor la transformación digital.      

Por ejemplo, tenemos el caso de cómo Netflix destronó a Blockbuster en menos de una década. De ser una empresa con 6 billones de ingresos en el 2004, Blockbuster fue a la quiebra en el 2010. Pero no fue por la tecnología, fue por la falta de liderazgo de su gerencia en adoptar una cultura de transformación digital. Casos disruptivos como este abundan, tales como: Uber, Didi, AirB&B, entre otros. Tienen en jaque a grandes empresas de hoteles y transporte en el mundo.

¿Cómo podemos en Costa Rica para acoplarnos a este proceso de transformación digital?

Tenemos una brecha gigantesca en Latinoamérica en general, versus otros países como Estados Unidos y China, que lideran estos temas. Incluso con países como España e Inglaterra que le siguen en la carrera digital.  

Sin embargo, si podemos adoptar rápidamente una cultura de cambio digital. En este marco, Bemus asistió al seminario organizado por Unikemia en relación a los Retos de la Transformación Digital en Costa Rica. Oswaldo Lorenzo, PhD y socio director de dicha firma nos brindó 4 elementos claves que debe tener la cultura de nuestras empresas para prepararse ante la acelerada transformación digital. Les compartimos a continuación, nuestras reflexiones sobre estos 4 elementos.

Orientación al cliente

Hoy por hoy los clientes tienen baja o nula lealtad a las marcas. Al tener todo al alcance de sus smart  phones desean tener todo a 2-5 clicks de distancia. Son impacientes y necesitan respuestas rápidas. Además, la globalización ha hecho que todos estemos expuestos a la experiencia de usuario que nos brindan grandes empresas como las GAFAAs (Google, Amazon, Facebook, Apple, Alibba). Esto nos hace ser más exigentes aún.

Pero, ¿qué podemos hacer nosotros para competir? Tener una verdadera orientación hacia el cliente, tanto interno como externo. La lectura del libro Delivering Happiness de Tony Hsieh, CEO de Zappos es recomendada en este caso. Plantea cómo hizo esta empresa para romper paradigmas y brindar una verdadera experiencia diferencia a sus clientes.

En este sentido, también lo invitamos a acompañarse con expertos que le apoyen a gestionar la experiencia del cliente para vender más y la gestión del talento humano para que sus colaboradores sean verdaderos líderes del cambio en su empresa.

Experimentación

Otro elemento es propiciar una verdadera cultura de experimentación. Quitarnos el miedo a “jalarnos una torta”, como decimos coloquialmente en Costa Rica. La innovación y desing thinking, juegan en este caso un rol fundamental para ensayar rápido y barato.

Uno de los libros que más me ha gustado en este sentido es el de Lean Startup de Erick Ries, donde se aborda el tema de la importancia de tener un mínimo producto viable (MVP), al menor costo posible. Luego comenzar a ensayar y ajustar con pruebas directas con su mercado meta. Esto es mucho más eficiente que aventarse a hacer todo un desarrollo “perfecto” que puede tomar tiempo, dinero y al final no ser lo que el cliente quería. Como dicen por allí, “lo perfecto es lo enemigo de lo factible”.

Conozca más de las asesorías en innovación que brindan nuestros aliados en Bemus, dejándonos aquí cual es el reto de innovación que afronta su negocio y con gusto le asistiremos.

Desarrollo y despliegue

Ahora bien, la tecnología va volando y por ello es fundamental que su negocio vaya rápido también. Querer hacer todo usted mismo, dentro de la empresa para poderlo controlar todo le puede salir muy costo y en especial lento.

Es por ello que es importante que aprenda a delegar, que empodere a su equipo, que le de acceso a datos e información para que puedan tomar decisiones. Pero usted se preguntará ¿mi equipo está preparado para ello? Si su respuesta es si, maravilloso, dele rienda suelta. Pero si su respuesta es no, entonces tiene par de opciones:

  1. Capacitarlo con temas accionables que traigan productividad rápida. El micro learning es una macro tendencia mundial, donde a través de cortos videos de conocimientos prácticos, versátiles y flexibles el equipo puede ir adquiriendo las habilidades necesarias en el tema que necesite. Esto sin necesidad de hacer largos cursos, maestrías presenciales, costosas y largar. Vea una muestra del potencial del micro learning en este link .
  2. Delegar funciones a través de profesionales que contrate por outsourcing. Esos profesionales deben estar debidamente validados y respaldados, para evitar perder tiempo y dinero. En Bemus nos hemos dado a la tarea de conformar una red de aliados con estas características. Explore los servicios de la Tripulación Bemus aqui.

Liderazgo en la transformación.

Finalmente, para poder ir más rápido que nuestra competencia y adaptarnos a la transformación digital es clave colaborar y hacer alianzas. Los ecosistemas de innovación son fundamentales para poder ir a la velocidad que la transformación digital. En este sentido los invitamos a ver el testimonial de cómo los ecosistemas de negocio impulsan los emprendimientos en Costa Rica.

En definitiva, la adopción de una cultura de cambio rápido nos ayudará a tener una ventaja competitiva y navegar mejor la transformación digital de los negocios. Como dice la frase de Peter Drucker: “La cultura se come a la estrategia en el desayuno«.

Y usted ¿cómo lo vé? ¿se atreve a Echarse al agua?