No es suficiente liderar con los eventos y las experiencia del pasado, es necesario liderar desde la incertidumbre o el futuro a medida que emerge.

Es un arte en estos momentos liderar, ya que existen circunstancias y eventos muy disruptivos y cambiantes. Podemos liderar bajo estas circunstancias  y fluir con curiosidad, compasión y coraje. Nuestro estado interior es clave y sobre todo dar respuesta a la pregunta ¿Desde donde lideramos?. Es un proceso que puede ser gestionado si estoy atento a lo que va emergiendo. Este artículo será para explorar las habilidades necesarias que un líder requiere para en estos momentos liderar desde la incertidumbre.

Estos comportamientos son tomados con la base de dos décadas de investigación de acción en el MIT (http://www.mit.edu) y junto a los trabajos desarrollados por Otto Scharmer desde www.presencing.org donde nos muestras el proceso cómo las personas, los equipos, las organizaciones y los grandes sistemas pueden desarrollar las capacidades de liderazgo esenciales necesarias para abordar las causas fundamentales de los desafíos sociales, ambientales y espirituales de hoy. En esencia, muestran cómo actualizar el código operativo en nuestros sistemas sociales a través de un cambio de conciencia del sistema del ego al conocimiento del ecosistema.

Estos tiempos requieren una nueva conciencia y una nueva capacidad de liderazgo colectivo para enfrentar estos desafíos de una manera más consciente, intencional y estratégica. El desarrollo de tal capacidad nos permitiría crear un futuro de mayores posibilidades.

La Teoría U: un proceso, cinco movimientos

Nos movemos desde un punto de partida que tiene un propósito definido, donde paramos las descargas de prestar atención a los patrones pasados para darnos la oportunidad  de abrir posibilidades y opciones que nos llevará a tomar acción por medio de prototipos con impacto individual o colectivo.

Si nos sumergimos en una U, hacia abajo por un lado de la U (conectándonos con el mundo que está fuera de nuestra burbuja) hacia la parte inferior de la U (conectándonos con el mundo que emerge desde adentro) y hacia arriba por el otro lado de la U (traer lo nuevo al mundo). En ese viaje como proceso, en la parte inferior de la U, se encuentra una puerta interior que nos obliga a soltar todo lo que no es esencial. Este proceso de dejar ir y dejar venir establece una conexión sutil con una fuente más profunda de conocimiento. La esencia de la presencia es que estos dos seres, nuestro yo actual y nuestro mejor yo futuro, se encuentran en la parte inferior de la U y comienzan a escucharse y resonar entre sí.

Una vez que un individuo o grupo cruza este umbral sutil, nada permanece igual. Los miembros individuales y el grupo en su conjunto comienzan a operar con un mayor nivel de energía y un sentido de posibilidad futura. A menudo comienzan a funcionar como un vehículo intencional para un futuro emergente.

Siete capacidades de liderazgo

El viaje a través de la U desarrolla siete capacidades esenciales para liderar desde la incertidumbre.

  1. Manteniendo el espacio de la escucha: La capacidad fundamental de la U es escuchar. La escucha efectiva requiere la creación de un espacio abierto en el que otros puedan contribuir.
  2. Observar: La capacidad de suspender la «voz del juicio» es clave para pasar de la proyección a la observación focalizada y periférica. Con ojos y una actitud fresca se hace una parada a la descarga de patrones del pasado y así poder ver nuevas posibilidades
  3. Sentir: Se debe salir de lo tradicional y recorrer el sistema desde los bordes o áreas no convencionales. La preparación para la experiencia en la parte inferior de la U requiere la sintonía de tres instrumentos internos: la mente abierta, el corazón abierto y la voluntad abierta. Este proceso de apertura es una «detección» activa en conjunto como grupo. Mientras que un corazón abierto nos permite ver una situación desde el todo actual, la voluntad abierta nos permite comenzar a sentir desde el todo lo que quiere emerger.
  4. Presencing: La capacidad de conectarse con las fuentes más profundas del ser: ir al lugar interior de quietud donde el conocimiento sale a la superficie.
  5. Cristalizar: Cuando un pequeño grupo de agentes de cambio se compromete con un propósito compartido, el poder de su intención crea un campo de energía que atrae a personas, oportunidades y recursos que hacen que las cosas sucedan. Este grupo central funcionan como un vehículo para que todo se manifieste y se concrete las semillas o ideas de innovación o cambio.
  6. Prototipar: Moverse hacia el lado izquierdo de la U requiere que el grupo se abra y lidie con la resistencia del pensamiento, la emoción y la voluntad; avanzar hacia el lado derecho requiere la integración del pensamiento, el sentimiento y la voluntad en el contexto de aplicaciones prácticas y de aprender haciendo por medio de modelos o microcosmos que permitan ver el futuro en acción.
  7. Co-Evolucionar: Convocar a los grupos de jugadores adecuados para ayudarlos a co-detectar y co-crear a escala global.

El viaje por el proceso de liderazgo desde la incertidumbre nos lleva a una combinación de 5 momentos y 7 capacidades de liderazgo que pueden ser articuladas en varias dimensiones como lo individual, lo grupal, lo colectivo, lo institucional hasta lo social. Es un arte que nos permite ver posibilidades nuevas en momentos de crisis, disrupción, cambios en nuestro negocio, en nuestra vida.

El secreto del liderazgo y cambio exitoso yace más allá de las actividades visibles y ocupadas que rodean el cambio. El cambio exitoso, en su esencia, se basa en algo mucho más simple: sumergirse en un proceso en la “U” conectando la mente, el corazón y las manos…

Sobre este tema TOL ha a tomado un recuerdo del instituto presencing para compartir  una experiencia virtual y así profundizar y tomar acciones concretas sobre la aplicación de la teoría U para liderar desde la incertidumbre de forma exitosa. Desde la Plataforma Bemus puedes ingresar a la ruta o cuestionario Viaje para la acción en incertidumbre

Este blog fue escrito y desarrollado por Julio Castro, director de TOL, parte de la Tripulación Bemus.

Si le gustaría contar con el acompañamiento de Julio Castro, déjenos un mensaje en este link