El 68% de las personas sienten que priorizar su tiempo es uno de los retos más importantes ¿Qué puede hacer para enfocar mejor su recurso más escaso, el tiempo, y así obtener los mejores resultados con menor esfuerzo? ¿Qué acciones tomar para hacer lo que en verdad importa en su vida o en su negocio?

Sacarle más horas al día para enfocarlo en lo que realmente nos importa es algo que todos queremos hacer y yo no soy parte de la excepción. Este año, por razones personales, comencé un poco perdida en la nebulosa y una buena amiga me recomendó un libro bastante interesante: “Do What Matters Most” de Steven Shallenbeger y Roberto  Shallenbeger. De reciente publicación, este libro nos cuenta un poco la experiencia de estos reconocidos autores con más de 1.260 organizaciones y cómo han sido afectadas por los acontecimientos recientes. Y lo más relevante, cómo enfocarnos mejor en hacer lo que en verdad importa, para nosotros y nuestras organizaciones.

En su experiencia, el 80% de las personas viven las semanas siguiendo la corriente, resolviendo lo urgente, apagando los incendios, en las prioridades de los demás. Solo el 10% tienen claro sus metas tanto personales, como profesionales. Si no tenemos claro a donde queremos ir, lo único que es seguro es nunca vamos a llegar.

Para salir de este dilema, la invitación que nos hacen los autores es desarrollar 3 habilidades:

  • Mentalidad de ganador.
  • Claridad en los roles y metas claves.
  • Ejecución planificada semanalmente.

Mentalidad ganadora

Una manera de ver la mentalidad ganadora para hacer lo que en verdad importa es considerar la analogía de la liga elástica. Estas no están diseñadas para estar en una gaveta, sino para estirarse, para ser flexibles, para expandirse. De igual manera, como seres humanos tenemos que pensar más allá de nuestra zona de confort. Plantearnos un propósito que nos haga crecer como persona y como líder de nuestro negocio.

Como decía Vince Lombardi, entrenador de football: “Buscaremos intensamente la perfección, aunque nunca la alcancemos porque lo único perfecto es Dios. En el camino conseguiremos la excelencia. Ni remotamente nos conformaremos con ser solamente buenos.

En lugar de vivir reaccionando a los eventos diarios, cambiemos a vivir proactiva e intencionalmente actuando en lo que verdaderamente deseamos. En la red de aliados Bemus contamos con profesionales expertos, que le pueden ayudar a definir o pulir ese nuevo propósito, contáctenos al al  Whastapp al 7041.9924 .

Roles y metas

Tanto en la parte personal como en la parte profesional, llevamos diferentes roles. Por ejemplo, en la parte personal tenemos los roles de esposa(o), padre / madre, logística (de llevar la casa ordenada), administradora, el de hijo(a), tutor(a) de nuestros hijos, amigo(a)s. De igual manera, como líderes de nuestros negocios, debemos velar por el mercadeo, las ventas, la parte administrativa , producción, compras, la motivación y desarrollo de nuestro equipo, etc..

Para no perder la brújula entre tanto y mantener el enfoque, vale la pena mapear cómo estamos en estos roles y cuáles van a necesitar mayor atención. Es un ejercicio que hay que revisar con cierta periodicidad, ya que una vez alcanzadas las metas hay que seguir creciendo.  Es lo que en Bemus llamamos ajustar velas para hacer lo que en verdad importa en nuestras empresas.

Planificación semanal

Con las metas claras en cada rol que necesita nuestra atención, ahora si podemos hacer lo que en verdad importa. Los autores no inventaron el agua tibia y nos proponen algo que tan sencillo como planificar cada semana por anticipado. Agendar los espacios con actividades claras que le dedicaremos a cada rol día a día.

Actividades que produzcan el mayor retorno al tiempo que le invertimos, alineado a nuestro propósito. De esta manera incrementaremos la productividad de nuestro tiempo y de nuestro equipo. Si no tiene tiempo o no sabe cómo hacer algo que es importante para su negocio, lo puede delegar en profesionales expertos como los que tenemos en Bemus y ser parte de los cientos de empresas y emprendedores que ya han aprovechado de nuestro acompañamiento cercano y personalizado.

Agradezco a Jatzury Ordaz por la recomendación del libro y le invitamos a dejarnos sus comentarios abajo.