Los Mini Hábitos son aliados para el logro de nuestras metas, superar retos y potenciar nuestra productividad. Los hábitos están con nosotros desde pequeños. Papá y mamá nos enseñaron rutinas, después fue la escuela y luego la misma sociedad moldea estos marcos de comportamientos de nuestras acciones en nuestro día a día. ¿Pero cómo podemos utilizarlos para aumentar la productividad en nuestras empresas?

Muchas veces requerimos hacer cambios duraderos en nuestras vidas, en nuestras empresas, cumplir metas, desarrollar hábitos de bienestar y éxito. Nos enfrentamos a tsunamis de rutinas y conductas que nos consumen tiempo, esfuerzo y energía y que parecieran ser gigantes que no podemos vencer. Sin embargo, Andreina Chacín, parte de la red de aliados de Bemus , nos propone los mini hábitos para la productividad. Son pequeñas acciones de nuestro quehacer diario, que van sumando para hacer de nuestros emprendimientos iniciativas más efectivas y exitosas.

Andreina viene trabajando el tema de los hábitos basando muchos de sus conceptos en lo expresado por Stephen Guise, autor del libro Mini hábitos. Esta teoría la enriqueció con su experiencia como coach ontológico e incorporó sus técnicas y conocimientos de neurolingüística y liderazgo transformacional. Chacín afirma que un líder del siglo XXI debe ser un líder con muchos hábitos que lo definirán como esa persona que con mucho rigor y fuerza puede lograr lo que quiere

¿Qué es un hábito? 

Es el resultado de una acción que repetimos frecuentemente de forma automática. Según indica Andreina, tenemos en la vida muchos hábitos, de alimentación e higiene, por ejemplo, aprendidos desde pequeños. Para muchos, los hábitos son el marco que le da forma a la vida de una persona y nos califican como virtuosos.

Los hábitos forman nuestro carácter y nos dan la mejor fachada y mirada de nosotros mismos, de la familia, de la sociedad… no son más que nuestras virtudes. Los hábitos son parte del día a día de nuestras vidas. Un ejemplo de un nuevo hábito para muchos en tiempo de pandemia es quitarnos los zapatos antes de entrar a casa. Uno más común como lavarnos las manos antes de comer o ponernos el cinturón de seguridad.

El objetivo de un hábito es automatizar el funcionamiento del cerebro. Hacer las cosas más rápido, sin tener que pensarlo tanto. Los hábitos exitosos y saludables simplifican las tareas diarias y apoyan el éxito. Y esto aplica no solo en el ámbito personal, sino también profesional.

Pero entonces, ¿qué son los mini hábitos?

Los hábitos se generan de forma progresiva, poco a poco. Lo que se hace de forma radical genera resistencia en nuestra mente. A nuestra mente inconsciente no le gustan los cambios. Por eso el famoso “desde el lunes empiezo a hacer ejercicios”. Hay que venderle al inconsciente los cambios de manera progresiva. No debemos empezar con un “no”, sino con afirmaciones positivas. 

Allí es donde surge el concepto de los mini hábitos. Son motores del cambio y la disciplina para mejorar nuestras rutinas y forma de hacer las cosas. Son versiones reducidas de los grandes hábitos que nos permiten salir de la inercia y generar los cambios que deseamos. Es más fácil el éxito si hay pequeñas acciones que incorporamos a nuestras rutinas. Eso son los mini hábitos para la productividad.“Los mini hábitos son la solución a tu falta de tiempo, motivación y agotamiento, ya que al ser pequeños fragmentos de grandes objetivos hacen que las tareas sean accesibles y alcanzables.”   

El paradigma de la motivación vs la fuerza de voluntad  

La fuerza de voluntad es más confiable y se puede fortalecer si nos preguntamos “¿para qué?” lo hacemos. Más que un “¿por qué?” que nos posiciona en el pasado, el punto es el “¿para qué?” que nos coloca en el futuro, en el estado deseado. Esa es la base de nuestra fuerza de voluntad, que además es el motor del hábito.  

Los emprendedores siempre tienen un “para qué”, lo que garantiza que siempre hay una razón, una fuerza de voluntad para incorporar nuevos y mejores hábitos en nuestro día a día profesional y personal. La motivación no llega por si sola, se basa en esa fuerza de voluntad alimentada en el “para qué”.

Un líder empresario con fuerza de voluntad utilizará los mini hábitos para la productividad de su negocio.

¿Cómo usamos los mini hábitos para la productividad en las empresas?

Fortalecer los hábitos sanos de negocio a través de mini hábitos para la productividad y el logro de nuestras metas son una herramienta que sin dudan impactará de forma positiva en la gestión de nuestras empresas. Algunos ejemplos de estos hábitos sanos en los negocios son:

  1. Una esmerada atención al cliente, para retener y atraer nuevos usuarios o consumidores.
  2. Revisar el mercado para ajustarnos mejor a las necesidades cambiantes del cliente.
  3. La empatía con el consumidor para diseñar mejores productos y servicios.
  4. Revisión de sus redes sociales y de la competencia.
  5. El ahorro para hacer frente a sus obligaciones.
  6. La revisión de precios para mantenerse competitivos y rentables,
  7. La re-inversión para crecer el negocio.
  8. La planeación para innovar y hacer más sostenible su negocio en el largo plazo.
  9. Capacitación y actualización en temas de negocio. Si aún no es usuario Bemus lo invitamos a registrase gratuitamente y tener acceso a una gran cantidad de micro videos, artículos y capacitaciones que generamos mensualmente.
  10. La puntualidad, la transparencia con sus colaboradores, clientes y proveedores.
  11. La motivación a su equipo, para que funcione como un reloj suizo.

Andreina Chacin, tiene 8 pasos para lograr crear hábitos sanos de negocio con el Programa de Mini hábitos para la productividad, el cual puedes solicitar en Bemus. Siempre recuerde:

  1. Hacer un poco todos los días es infinitamente mejor que hacerlo mucho sólo unos días. Porque las acciones que se realizan a diario se convertirán en hábitos adquiridos y útiles para la vida. 
  2. Un hábito saludable impacta a los demás que quiero hacer.  
  3. La fuerza de voluntad es confiable, apoyémonos en ella para crear nuestros hábitos.  
  4. El cambio requiere una nueva mentalidad. 

Le animamos a que desde su empresa fortalezca su fuerza de voluntad e identifique esas pequeñas acciones que puede incorporar a su rutina diaria y se conviertan en mini hábitos. Le ayudará a alcanzar metas dentro de sus negocios y por consiguiente de sus vidas profesionales y personales.  

Esta es una fórmula efectiva para enfrentar los cambios y alcanzar las metas que nos proponemos en nuestros negocios. 

Agradecemos a María Elena Mendoza Fung por la elaboración de este interesante artículo y a Andreina Chacín por habernos facilitado estos importantes tips.